Opciones en la aplicación de APITOXINA

Picadura directa de abeja

Método

Consiste en aplicar piquetes de abeja viva en puntos específicos del cuerpo, para aliviar el dolor y desinflamar.

Ampolletas de veneno de abeja.

Método

Las ampolletas se aplican por medio de jeringas tipo tuberculina o insulina aplicándose en la zona afectada o en zonas especificas que el apiterapeuta considere necesarias

Gotas sublinguales

Método

Aplicación de gotas abajo de la lengua.

Resultados

Con el tratamiento de gotas sublinguales de apitoxina se observan excelentes resultados en personas con fatiga crónica, cansancio mental, stress, dolores musculares y articulaciones, etc.

Importante

En la niñez con síndrome de Down, acelera la velocidad de respuesta, da mayor flexibilidad en sus movimientos dándoles seguridad en su relación social.

En estudios experimentales logrados en personas jóvenes y adultas con enfermedades como Parkinson se ha logrado la disminución de temblores, con Alzheimer, acortando la extensión de lagunas mentales. Evita trombosis y ayuda en su recuperación, pues permite mejor irrigación.

Apitoxina

¿Qué es la apitoxina?

Es un poderoso analgésico y antiinflamatorio producido por las abejas y secretado a través de su aguijón. La api toxina (veneno de abeja), tiene tres principales funciones; desinflamar, aliviar el dolor y regular el sistema inmunológico.

El veneno es producido por una glándula de secreción ácida y otra glándula de sesión alcalina, incluidas en el interior del abdomen de la abeja obrera. La apitoxina es una mezcla de enzimas, péptidos y aminoácidos, contiene en pequeñas cantidades, carbohidratos y lípidos. La apitoxina es introducida en la piel atreves de un aguijón, a razón de 0.3mg por cada picadura. El aguijón de la abeja es un fino estilete de unos 2mm. Puntiagudo que se amplía a 0.1mm. de diámetro. En el estilete existen varios dientes pequeños, estos dientes son los que retienen el aguijón en el objetivo que pica la abeja. El análisis químico muestra que la apitoxina contiene una gran cantidad de agua, histamina, melinita, fosfolipasa. También contiene acido fórmico, los micro elementos, yodo, potasio, azufre, calcio, magnesio, cobre, cinc y algunos otros compuestos. Es por ello que el veneno de la abeja no solo ha servido a la abeja como un mecanismo de defensa para contra sus depredadores, sino que también ha sido utilizado por los seres humanos para dar alivio a una extensa cantidad de enfermedades. La cortisona es un antiinflamatorio muy importante en el mercado, cuyo efecto colateral son estados de ánimo irritable, depresión, fatiga, retención de líquidos, aumento de peso, etc. El veneno de la abeja, produce cortisol endógeno, los pacientes sienten incremento de energía, normalización de la presión sanguínea y mejor estado de ánimo. Las principales formas de aplicación de la apitoxina son. -Picadura directa de la abeja -Inyección de preparados esterilizados -Frotación mecánica -Sublingual .

Elimina los malestares de tu cuerpo

de una forma natural

Propóleo

Uno de los complementos que se utiliza en la apiterapia es el propóleo. El propóleo es utilizado desde tiempos remotos; Aristóteles habla de el en su Historia de Animales considerándolo como un remedio para infecciones de la piel, llagas y supuraciones.

Efectos Biológicos

  • Actividad antimicrobiana (bacteriana, micótica y viral).
  • Actividad antiparasitaria. Inhibe el crecimiento y la arición de parásitos intestinales.
  • Antiinflamatorio, cicatrizante y analgésico.
  • Antioxidante.